Fuentes de energía “peligrosas” para el Medio Ambiente

Fuentes de energía “peligrosas” para el Medio Ambiente

ECAN Energía lleva años potenciando la línea de negocio dedicada a proyectos vinculados a las energías limpias como la solar o mini-eólica, sin embargo existen otro tipo de instalaciones energéticas como las de gas o la que proviene de los saltos de agua, en las que si bien no son fuentes de energía totalmente amigables con el Medio Ambiente, muchas veces complementan aquellos sistemas de energías que instalamos. Pero, ¿cuales son las energías “sucias” o peligrosas para el medio ambiente?

Un ejemplo de las energías clasificadas como “sucias” son el gas, la energía nuclear y las grandes presas hidroeléctricas.

El gas

El gas es la energía menos contaminante dentro del grupo de los combustibles fósiles.

Se caracteriza porque no emite tanto CO2 como el carbón o el petróleo y su creciente utilización lo hace un “enemigo” para las energías renovables.

El gas natural produce un enorme impacto ambiental y un gran gasto energético. Para almacenar este recurso es necesario comprimirlo y licuarlo a muy bajas temperaturas, para lo cual se hace uso de energía extra. Además se necesitan grandes obras e infraestructuras para transportarlo, lo cual puede alterar la biodiversidad de la zona. También existe un riesgo de fugas de metano, es por esto que no se puede considerar dentro de las energías renovables como tal. De cualquier modo, por su accesibilidad en España, y complementariedad con otras fuentes de energía limpias que actualmente no pueden llegar a ser la única fuente de energía, habitualmente realizamos instalaciones de gas para nuestros clientes.

Las presas hidroeléctricas

Las presas hidroeléctricas durante mucho tiempo se han considerado como una alternativa energética limpia, ya que generan energía sin el uso de combustible. Sin embargo sí tienen impacto ambiental, sobretodo porque alteran ecosistemas, desplazan comunidades y dañan regiones agrícolas. El daño que puede ocasionar al ecosistema o medioambiente depende mucho del tamaño de la presa.

Las centrales hidroeléctricas también son susceptibles a disminuir la calidad del agua y afectar las condiciones de vida de la flora y fauna de la zona. Muchas especies se ven obligadas a migrar, y su ciclo de vida natural se ve afectado.

La energía nuclear

La energía nuclear no produce gases que contribuyan al cambio climático pero por otro lado, genera desechos radioactivos, y los accidentes en las plantas nucleares han hecho que este tipo de energía no pueda considerarse una alternativa a los combustibles fósiles.

Las centrales nucleares trabajan con elementos inestables, con peligro a que ocasionen una fuga. Ya existen casos conocidos mundialmente de desastres naturales y humanos ocasionados por plantas nucleares como Chernobyl y Fukushima.

Para los tipos de energía mencionados se puede evitar o reducir costes ambientales a un nivel aceptable si se evalúan cuidadosamente y se implantan medidas correctivas. Por eso, es muy importante analizar los posibles impactos ambientales al momento de realizar cualquier instalación.

Ecan Energía apuesta por un mix energético que fundamentalmente se basa en búsqueda continua de la mayor Eficiencia Energética tratando de tomar como referente cualquier fuente de energía renovable que además de proteger el medio ambiente sea económicamente rentable para nuestros clientes.
Si quieres saber cual es la combinación de fuentes energéticas que más se adapta para tu vivienda, tu empresa o tu proyecto, no dudes en consultarnos ahora mismo.